Los hábitos de consumo han cambiado de forma significativa en los últimos años. En 2019, la sostenibilidad y el clima han jugado un rol importante – y eso no parece cambiar.

Especialmente para la Generación Z (nacidos después de 2001), es muy importante que los productos y las tiendas tengan un perfil sostenible y éticamente correcto. Aunque la gente joven es la que más gasta en consumo sostenible, un análisis muestra que también la generación anterior -la Generación Y- está dispuesta a pagar más si un producto está fabricado de forma éticamente correcta.

Cuando los clientes españoles de hoy compran productos, según un análisis, lo hacen cada vez más buscando productos ecológicos y sostenibles.

El clima y la sostenibilidad han estado en la agenda hasta ese punto, y aún lo estarán más. De hecho, Dinamarca es el primer país del mundo en materia de consciencia climática. Los daneses generalmente están más preocupados por la sostenibilidad que otros países europeos como Alemania, Inglaterra o España.

En general, esta tendencia muestra que las empresas no pueden mantenerse en los márgenes a la hora de realizar cambios ecológicos. Las empresas deben promocionarse en clave de consciencia climática, pero combinando marketing y compromiso: un compromiso al que se deben ceñir. Es entonces muy importante que las empresas se adhieran activamente al desarrollo ecológico y tecnológico.

“De otro modo, la consecuencia podría ser que los clientes más progresistas le den la espalda al negocio”.

Registra tu empresa en Save The Future y demuestra a tus clientes, asociados y proveedores que trabajas con conciencia medioambiental para mejorar y proteger el clima global.

Incluso el más pequeño de los esfuerzos climáticos supone una diferencia ➔ Registra a tu organización o empresa hoy.